La Almadraba de atún rojo, una técnica tradicional y milenaria

almadraba-de-atun-rojo

La Almadraba de atún rojo, una técnica tradicional y milenaria

Este artículo es un resumen traducido del artículo publicado en el New York Times.

La Almadraba de atún rojo es una técnica de pesca artesanal que destaca por su autenticidad, y sobre todo, por su antigüedad, ya que se lleva realizando desde hace 3.000 años en las costas gaditanas.

Este método consiste en colocar una estructura dibujada por barcos, boyas, redes y anclas, y cientos de metros de cableado, dispuestos estratégicamente en las aguas del Estrecho de Gibraltar, para comenzar la captura del atún rojo durante su migración hacia el Mar Mediterráneo. Una vez que los expertos seleccionan los atunes adultos que han caído en las redes y liberan el resto de peces vivos al mar, así como los atunes que no superan el peso exigido, se produce la “levantá”, que consiste en subir las redes con los atunes a la superficie. Posteriormente, se realiza la técnica del “ronqueo”; despiece del atún con un cuchillo de manera manual y artesana.

 

redes-para-pescar-en-almadraba

 

La Almadraba de atún rojo es una técnica tradicional y milenaria que se adapta a la demanda del mercado actual.

La temporada de almadraba comienza en el mes de mayo y finaliza en el mes de julio. Esta es la época en la que el atún rojo baja para desovar desde las aguas más frías del Atlántico hasta las aguas más cálidas del Mediterráneo pasando por el Estrecho de Gibraltar. Aunque la temporada empieza en mayo, es cierto que los almadraberos preparan en febrero el montaje de la estructura de redes y anclas de forma artesanal.

A pesar de que esta técnica puede parecer violenta, lo cierto es que ha sido elogiada como una de las formas más sostenibles de pesca. De hecho, según un estudio publicado en el año 2015 por la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo sobre la almadraba, dice que “ningún arte de pesca en la historia de la humanidad ha demostrado ser tan sólido, eficiente, selectivo y aún así, tan sostenible y respetuoso con el Medio Ambiente”.

Aunque la llegada de las nuevas tecnologías hayan provocado la modernización de las redes y los barcos, el método se ha mantenido prácticamente igual durante milenios. Pero lo cierto es que poco a poco esta técnica de pesca está cambiando.

¿Qué es lo que está haciendo que esta forma tan antigua, artesanal y sostenible de pescar esté cambiando?

En realidad la Almadraba se está adaptando a las nuevas exigencias del mercado de consumo, principalmente del mercado japonés. La temporada de almadraba finaliza aproximadamente a mediados de agosto cuando se desmonta la estructura fijada en el mar y comienza la fase de acuicultura. Las almadrabas, se han ido adaptando a la demanda del mercado asiático que busca ejemplares con altos niveles de grasa.

El atún rojo es un pescado tan valorado que, en los años 90, las existencias de esta especie se agotaron por sobrepesca. Esta situación llevó a que en el año 2006, las naciones atuneras respondieran acordando una cuota de pesca estrictas con un plan de recuperación de 15 años. Esta medida ha ayudado a que las existencias de atún se hayan ido recuperando poco a poco. Aún así, la almadraba es un método de pesca que ha sido castigado por estos excesos.

pesca-del-atún-rojo-petaca-chico

Ante esta situación, Pedro Muñoz de Petaca Chico, empresa que gestiona la Almadraba de Barbate, afirma que las cuotas de pesca han impulsado las piscinas de acuicultura para seguir siendo rentables y que en el año 2015 se les permitió a las almadrabas españolas capturar unas 756 toneladas, aproximadamente unos 1,6 millones de libras de atún, alrededor de la mitad de lo que levantaron hace una década.

Además dice que “Si no hubiera tales cuotas, solo estaríamos dependiendo de nuestra forma de pesca tradicional”. “Mi sueño es revertir la tendencia y volver solo al atún rojo salvaje, pero soñar es gratis, mientras que dirigir un negocio requiere dinero”.

Algunos ejecutivos argumentan que las cuotas se han vuelto innecesarias ya que el atún rojo ha regresado en masa al Mediterráneo. A finales del año 2014, la comisión internacional que monitorea la pesca de atún acordó aumentar la captura en un 20 por ciento.

Actualmente, la cría de atún rojo está en aumento según los expertos del sector pesquero. Este incremento, junto con el hecho de que el atún rojo posee un gran valor, ha provocado además un aumento de la pesca ilegal y no declarada.

 



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies