La pesca de almadraba: una práctica artesanal y única.

almadraba de barbate atun salvaje

La pesca de almadraba: una práctica artesanal y única.

La temporada de atún rojo (Thunnus Thynnus) suele empezar a principios del mes de mayo y se prolonga hasta principios de julio. En este periodo se podrán degustar en fresco los mejores ejemplares: conocidos como “atún de ida”, capturados en almadrabas cercanas al Estrecho de Gibraltar cuando recorren su camino para desovar en las cálidas aguas del Mediterráneo.

vista aerea almadraba attua rojoLa temporada del atún rojo es de Mayo a Julio

 

Aún así, los almadraberos preparan con antelación la captura del atún: ya a finales del invierno (unos dos o tres meses antes de la pesca), empiezan a “calar” (fijar) en el mar su laberíntico sistema de redes de una manera tradicional -como se ha hecho desde la Antigüedad- para capturar los atunes rojos salvajes en el momento óptimo que es cuando cruzan el Estrecho de Gibraltar puesto que previamente a esta migración anual el túnido se alimenta y carga de reservas para afrontar un largo de periplo de ida y vuelta desde el Ártico.


La Almadraba según RAE viene del árabe ‘lugar donde se golpea o lucha’. Significa. “Lugar donde se pescan atunes y donde posteriormente se los prepara”. “Red o cerco de redes con que se pescan atunes” o “Tiempo en que se pesca el atún”


A partir de la primera “levantá” de la temporada, es decir la primera captura de los ejemplares de atún rojo ,también conocido com atún de aleta azul (blue fin tuna), se da el pistoletazo de salida de este particular tipo de pesca que se desarrolla desde hace tres mil años en la costa gaditana de manera auténtica y artesanal.

Conforme avancen los meses estivales, los ejemplares de atún regresan hacian el Océano Atlántico (conocidos como “atunes de revés”), muchos más magros, habiendo perdido peso y calidad a lo largo del recorrido migratorio.

 

barco pesca almadraba cadiz atun rojo

 

Una vez capturados los atunes, gracias a la tradicional práctica de la almadraba , se procede a despiezar los ejemplares, mediante la técnica del ronqueo, término que procede del particular sonido que produce el cuchillo al entrar en contacto con el espinazo del pez. Así, con este corte manual y artesano, se procede a extraer las distintas partes del atún, aptas tanto para su consumo fresco, como para la realización de productos elaborados, como las conservas.

La pesca de almadraba: una práctica artesanal y única.
4.3 (86.67%) 3 votes


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies